domingo, 20 de mayo de 2012

Por la legalización de las primas a terceros en el deporte

Al igual que el turrón siempre vuelve por Navidad las primas a terceros en el deporte vuelven en abril-mayo. La idea es bien sencilla: el equipo A ya no se juega nada en el partido que va a jugar contra el equipo B. Pero hay un equipo C que resultaría beneficiado de una victoria (o empate) de A sobre B.
Está más que demostrado que los agentes respondemos a los incentivos de tal forma que nuestro esfuerzo será mayor cuanto mayor sea el premio por conseguir algo. El esfuerzo es especialmente importante en la mayoría de deportes donde no es fácil mantener la concentración que resulta imprescindible para muchas acciones (especialmente las defensivas) sin la motivación necesaria. Por tanto si el equipo C valora en una cantidad de dinero X que el equipo A gane al B lo razonable es que esté dispuesto a pagar una cantidad de dinero inferior a X para que el equipo A ponga el máximo esfuerzo posible. Pues bien está situación que parece tan razonable no es posible hacerlo de forma legal dado que no están permitidas las primas a tereceros, incluso por ganar.
¿Qué ventajas habría si se legalizasen? En primer lugar el equipo C se vería beneficiado dado que podría utilizar recursos ordinarios del club para incentivar al club A. En segundo lugar al ser dinero legal los jugadores del equipo A tendrán que declarar esos ingresos, si eventualemnte se producen, y por tanto se verá beneficiado la Hacienda Pública. En tercer lugar, el equipo A se verá beneficiado si la legislación se hace de tal forma que el club C tenga que dejar depositado el dinero y si ocurre el resultado pactado pues la prima irá directamente a parar al equipo A. Es decir, los jugadores del equipo A gozarán de una mayor seguridad jurídica de que cobrarán el dinero pactado si obtienen un resultado positivo en su partido contra el equipo B.
¿Qué ocurriría si el equipo A obtiene una victoria sobre B pero el equipo C retrasa el pago hasta después de jugar contra el equipo A? En este caso los jugadores del equipo A pueden no tener incentivos a ganar al equipo C para que les pague, y en este caso si que se está adulterando la competición. Pues bien está es la situación en la que se encuentra la Liga ASOBAL. El equipo A (Ademar León) juega contra el equipo B (F.C. Barcelona) en una situación donde el Ademar no se juega nada mientras que el F.C. Barcelona se está jugando la liga ASOBAL con el equipo C (Ex-Balonmano Ciudad Real). Una victoria de A sobre B pondría en bandeja la liga al equipo C. Supongamos que gana A a B. C ha prometido que pagará a A una prima, pero se hace el sueco hasta dentro de 15 días. Saben que partido va a haber dentro de 15 días: A contra C!!!, y para que a C le interese pagar la prima pactada con A por haber ganado a B tiene que ganar a A. Por tanto, A se puede quedar sin su prima si A gana a C, y entonces si que se está adulterando la competición con una prima por perder!!!
Por tanto, la legalización de las primas a terceros por ganar tiene efectos positivos sobre el equipo que quiere primar dado que puede utilizar dinero completamente legal, el equipo primado pasa a tener una mayor seguridad jurídica, Hacienda gana dado que los jugadores primados tendrán que pagar impuestos y encima se mejora la deportividad de la competición!! Por tanto propongo que el CSD estudie la forma de legalizar las primas en el deporte por ganar!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario